sábado, 4 de abril de 2009

El sueño norcoreano se quedó en un gol fantasma

Esta semana no podíamos dejar pasar la ocasión de volver la vista hacia las eliminatorias asiáticas para el Mundial de Sudáfrica 2010, en las que había un choque especial que prometía emoción y polémica; y que finalmente, no defraudó.

El partido que enfrenta a las dos Coreas es siempre un partido distinto y especial en la zona asiática ya que lleva intrínsecos muchos aspectos más allá del mero fútbol. Si lo que esperábamos era por lo menos un partido vibrante, al final tuvimos más que eso: un gol fantasma de Corea del Norte que el árbitro no concedió y que podría haber sido clave en el desarrollo del encuentro.

video

Corea del Norte llegaba a tierras surcoreanas con opciones de clasificarse para el Mundial 2010. Debía ganar como visitante y luego podría festejar el éxito de la clasificación delante de sus vecinos. Todo aquello era un sueño y un placer que los norcoreanos no debían dejar escapar, y salieron en tromba hacia la victoria desde los primeros minutos, pese a que a priori, los surcoreanos tienen más calidad en su equipo y mejores individualidades.

En el minuto 49 de partido llegaba la jugada de la discordia. Un centro desde la banda derecha es rematado de cabeza por Jong Tae Se. El balón va hacia abajo y coge desprevenido al portero Lee Woon Jae, que saca el esférico como puede de su portería.
Los jugadores norcoreanos piden gol, pero el árbitro del encuentro, Abdullah Mohamed Al Hilali; no lo concede.

Tras la jugada, el partido sigue vibrante, pero los norcoreanos son conscientes de haber perdido una magnífica oportunidad para ponerse por delante en el marcador ante su eterno enemigo. Los surcoreanos aprovechan la tesitura para dar mayor dinamismo a su juego, con llegadas de Park Ji Sung y Park Chou Young que no acaban de tener el premio del gol.

Finalmente, cuando todo parecía conducir al empate a cero; en una falta directa botada desde la parte derecha del ataque surcoreano, Chi Woo Kim consigue hacer el 1-0 para los diablos rojos de Corea del Sur. Es el minuto 87 y ya no hay opciones para su rival.
Tras el partido, el seleccionador de Corea del Norte, Kim Jong Hun; expresó a los medios su descontento con los árbitros; asegurando que el balón había traspasado completamente la línea de meta en aquél sueño norcoreano que solo se quedó en gol fantasma.

6 comentarios:

  1. Si el árbitro hubiera dado ese gol la cosa habría cambiado mucho.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. si el gol lo hubieran dado por bueno la verdad esq quizas se les hubiera puesto muy favorable el partido a corea del norte, pero claro siempre ay polemica en todos los partidos que enfrentan a paises o clubes que estan enfrentados,por ejemplo la polemicas q siempre ay en los derbis.

    te acuerdas de adelardo?
    pasate x mi blog y dimelo:
    http://elatleticom.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  3. lo que hace un gol fantasma, puede cambiar una clasificación para el Mundial'2010. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    Parece ser que los poderosos terminan imponiendo su ley. También podría haber sido un error, sin más, a pesar de su trascendencia.
    saludos
    sílvia

    ResponderEliminar
  5. si quiere ver el partido atletico-osasuna pasate x mi blog
    http://elatleticom.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Con ese gol a Corea se le hubiera puesto el partido bastante de cara.
    Saludos.
    http://sentimientoperico.blogspot.com

    ResponderEliminar